"Me acompaña la noche, y una melodía de Arnold Shönberg,
el humo de un cigarro se desvanece y se expande,
sorbo gota a gota mi tristeza,
y esta absurda esperanza en la espera de algo.
Este deseo de soñar; se prende en mi cabeza llena de locura.
He pensado en este anhelo,
en cuán grande es mi tristeza,
y cuán fuerte es esta contradicción,
de querer vivir, y de querer morir".

A Rose For The Dead! Prince Okami mind......


[He tratado de llevar una vida común, pero ser diferente del resto, he tratado de ser discreto, de ser yo mismo, pero eso no funciona, el miércoles me inician en algo llamado "terapia"... Sinceramente, no quiero esta vida. Quiero no cambiar, ser así: Con todos mis miedos, mis dudas, mi estima menguada, mi incomprensión, mi maníaco-dependencia, mi locura y mi soledad.]


No río sin llorar
No gozo, no siento, ni existo.
No sueño, no hablo, ni muero.


No puedo sonreír, o soñar, o gritar,
o pensar, o escribir, ni ilusionarme.
Nada más.
.VIVIR.


Prince Okami ©

Listening to: 'Blue' - Human Drama


Alguna palabra más gentil, más dulce, parece reposar, se agita a tu leve tacto. Sin que las palabras me cortegen, la persigo con esquiva cordura. Tú me haces sentir, inseguridad, incertidumbre, delirio, frialdad esquiva. Porque a pesar de todo, eres mi mundo entero. Y todo que me contempla; me hace suspirar, como un instante de brisa. Reposo errante en tus labios, con lentas palpitaciones indigno de sentir tus labios prendados en los míos. Permite expiar mi falta con este dulce beso; no dejo de pensar que pude evitar todo esto, si tan sólo hubiera preguntado desde que tenía dudas. Pero busca remisión en mis labios, y dejaré mi expiación en tu boca, hasta devolver la vida que he hurtado.

Yo sólo puedo quererte, con ese afecto incontable en latidos, con esa razón adusta, y esta infinita paciencia.


*Detesto a mi padre, muchas veces quisiera llenarle el cuerpo de butolímica. Cómo una amiga dijo en su blog, malditos genes... Lo aborrezco, Odio llevar su sangre, su apellido, y mirarme en el espejo pensando que sólo soy una parte de él, y sin poder ser yo mismo... derramaría su sangre, que es un placer exquisito, y le insertaría agujas hasta lo más profundo de su ser, y... seguramente no me detendría hasta verlo en el suelo.*
Otro... Triste, infeliz, y maldito cumpleaños para mí.
...Agradezco tu obsequio, cómo olvidar tu engaño...
Sinceramente, te hubiera rozado con mis lágrimas; tu boca,
quería que se congelaran,
como se congelaba el tiempo a través de tu risa.
Y no podía desprenderme de tus labios,
a pesar que mi corazón devoraba con tanta concordia este veneno.
Reposaba una lágrima sobre tus párpados,
yo la veía disolverse al contacto de mis labios.
Cuando creías que no podía sentir, aún estando tú ausente.
Pero estos labios, han de desahogarse en los tuyos.
Puedo inculparte,
de embriagarme el rostro de lágrimas.
Inculparte,
de beber tu veneno.

-Prince Okami-
[No creo en la mala suerte, pero empiezo a creer que hay algo más, tendiente a oscurecer el destino, como una especie de magia negra, una clase de oráculo, predestinado a la sujeción mental, cuál vieja tragedia Griega... Una especie de MAGIA NEGRA!!]
Toma mis hilos;
y sujétalos a tu brazo...
Arranca mi cabeza de madera,
y déjala que ruede por la escalera...
tritura mis piernas,
y abandóname...
solo te suplico, que me acerques
la botella de veneno que escondiste.
He estado de mal en peor.

Y no estoy bien, no se como sentirme mejor.
Quizá, sólo quizá hayan sido:
algunas palabras, algo tuyo, una letra, algo natural, y tu modo de querer.
No se.
Me he cansado de arrodillarme, y tratar de entenderte, hasta he sido más yo mismo, para que tú sepas:
Que yo también vivo en tu mundo.

Escribo para ti.
Algunas palabras que me hagan sentir bien.
Olvida mis letras.
Escribo para ti.


¿Te has dado cuenta que lo hago?
Porque NO me parece que
yo sea todo lo que tu querías.

Pero...

¿Te conformas conmigo?


Listening: "REQUIEM" - Mozart


Ayer, he pensado en otra tarde que me he sentido inquieto, cansado, algunas veces sonriendo, sin pensamientos, imaginando, cómo será esta vida?
Luego de algunos años.
He pensado en días que he sentido nada, cuando me he distraído, quemando cenizas arruinadas.
Aquí. Sólo puedo ser un viejo muñeco, enamorado de ti.
Quemando estos labios, y bañando de lágrimas todo. Mientras escurren. y se detienen. Por hurtar el dulce sabor de tu boca; que permanece en la mía.
Tu dices que soy distraído, sin imaginación, poco creativo, que mis palabras son escazas.
No se cómo me ha ocurrido.
Sabes, he esperado noches, ayer, no tuve que esperar más.


Dije, como en una canción.
Yo te quiero demasiado.

[Estoy de vacaciones. He terminado mis exámenes, tuve buenas calificaciones. Pero, creo que siempre puedo salir mejor. Solamente tres años para terminar mi carrera; y al fin, entrar a la escuela de drama. O mis letras, cosa extraña, siento que mi cerebro tiene solo palabras, solo imaginación, a veces un poco de pensamientos; aunque mi cuestiono razones para no hablar bien, cuando estoy contigo.]
Ahora, sabes el significado de todo.
______Sabes, Vivía por ti.
______Moría sin ti.
Mis lágrimas cayeron, bordeando mis mejillas, hasta prenderse de mis labios, yo trataba de evadir mi mirada, eludiendo sus ojos empapados, también de lágrimas, conmovido por su llanto, y su desesperación.
Comenzó a caer el sol, y levemente el atardecer, nos cobijaba ante un trémulo frío, después de una larga jornada al salir de clases, y desúés de una larga caminata. Mis dedos estaban inquietos, tenía un poco de frío, y a pesar de que no podía mirarla, sus ojos me enternecían, coloqué mis manos sobre su rostro tratando de evitar que sus lágrimas siguieran cayendo, y tratando también de que mis ojos, entonces empapados, se evaporaran de repente, con el aire frío, o quizá con un soplo de su aliento, cuyo rostro permanecía cerca del mío, pero con la mirada pasiva, en completa quietud.
Quería evitar a toda costa, que ella siguiera llorando:
- Te dije que lo echaba todo a perder.
Pero no, le dije que no era por eso, si no por lo que yo tenía que decirle, pero no podía, o en realidad no debía. Pero finalmente lo hice, sólo porque ella me dijo que valía la pena hablar, arriesgar, que de otro modo, no podría saberlo si no era comunicándolo.
- ¿Es que no sabes porque estoy así?
- No no lo se.- Decía ella, con su dulce credulidad.
- ¿Que acaso no lo has notado?
- No, la verdad no lo se, pero puedes decirme.
- Es algo complicado de decir. pero ahí voy. Es que, ¿sabes? Te quiero demasiado. Bueno ya lo dije.
Me levanté de la banca donde había permanecido sentado, casi toda la tarde, al lado de ella. Reposé mi cabeza sobre una torre de hormigón, justo detrás de la banca de madera, por un instante pensé que todo había terminado, que el mundo se derrumbaría.
Pero todo continuo muy diferente a como yo lo había supuesto.
"Ella me contó de su amigo Javier, con el cual había salido, pero que últimamente aún cuando seguían siendo amigos, parecía que no todo seguía tan bien como antes, y me contó también de sus otras relaciones, en las que quería evitar que le volviera ocurrir lo mismo, para mí, eso fue demoledor, era una manera de evitar que todo se volviera repetitivo, por eso supe que entonces no debía de enamorarme de ella, pero incluso le pedí perdón, por que no pude evitarlo, porque al menos yo sabía que no tenía que repetir esa historia. Pero simplemente, fue algo que no lo tenía previsto. Y no cambiaría nada, me gusta pensar, que no necesariamente todo debe terminar mal, siempre hay posibilidades de que todo fracase, pero también existen posibilidades de que todo termine mucho mejor, y también el empeño que uno le ponga a las cosas."
Había dicho que valía la pena, arriegarnos juntos, intentarlo y equivocarnos también juntos, pero que antes deberíamos prometer, hacer un pacto, en el cual aún intentándolo, supieramos que si todo fracasaba; no dejaríamos de hablarnos por nada.
- Ves que es mejor siempre hablar.- Ella dijo, mientras me estrechaba fuertemente, y las gotitas saladas se detenían por completo.

Followers

© Prince W. Cantodea. Una Dolce Malinconia 2006-2014. Con tecnología de Blogger.
 
Blogger Templates