Ir al contenido principal
Caminé sin mirarla, sin voltear a verla, recuerdo sus ojos obnubilantes llenos de lágrimas, y repetía sigilosamente que sólo era la lluvia, pequeñas gotas de rocío, pero yo sabía que eran partículas de melancolía, de esas que andan perdidas por el ambiente.
No pude preguntar cómo estaba en ese momento, porque no tenía la intención de averiguarlo, ni siquiera por la cortesía que ella despedía con su mirada y su tierna sonrisa, no supe si era fingida, o era sincera. Porque nunca había encontrado un sólo indicio de sinceridad en su rostro, o en sus labios, o en su cabello, que había rizado apenas hace unos meses, inexplicablemente para mí, porque yo se que a ella NO le fascinan los cambios.
Ella si pudo preguntarme. Después de meses de no haber hablado y de pensar que no volvería a hablar con ella, aunque sinceramente; no me importaba, ni sus motivos, ni su intención si era pura, o sólo disfrazada.
Ella pregunta. -¿Cómo estás?
Yo respondo sin mirarla, estoico, mostrando una postura glacial, dando a entender que no me importa. Y continuo sentando sobre una banca, soplando mi aliento sobre la nada.
-¿Te importa?
Ella parece sorprendida, apuesto que no conocía mi mordacidad. Mi falta de cortesía, mi ironía, mi crueldad, y un repentino sarcasmo. Ella prosigue -Una que quiere venir a platicar contigo y tu parece que no quieres que las personas se acerquen a ti, sólo te hace falta un letrero que diga "¡Alejense De Mi!".-
Yo respondo serio, sin alguna mueca. -Debí olvidarlo en casa.
Suspiro sin sutileza, es evidente mi enfado, mi hastío, mis ganas de lanzarme por la borda. -En todo lo que cabe, bien. Bastante bien, por decirlo así.
-Eso me agrada.- Responde, sin sonreír.
-O esperabas que me fuera mal?
-No al contrario, deseo lo mejor para ti.
Un breve silencio. Sin saber que decir, yo con el desinterés de continuar la conversación. Pero ella parece jovial, interesada en algo que yo ignoro.
-Que has hecho?- Supongo que hace tiempo las ideas huyeron de su cabeza, y sólo han quedado restos de una vacua idealización. Sólo Advierto su nuevo peinado, su cabello rizado, cuando en realidad siempre lo he visto lacio. No pude contenerme, a no responder a su pregunta, y lanzar mis dardos hirientes...
-Lindo Peinado... me recuerdas a mi french poodle!
Ella finge reír. Cómo quien ríe halagando! Con la intención de mostrar una carente gracia. Quizá cuando la concí, estaba sólo, no conocía el amor trivial. Pero ahora que quizá lo conocí, y que sigo siendo miserable, mientras ella intentaba a toda costa, eludir esa parte inmaterial de mi ser, y complementarse conmigo, yo trataba de evitar que ella indagara dentro de mí. Quizá estaba solo. Pero sigo siendo miserable, mordaz, hiriente y herido. Ya no siento cariño, ni afecto, ella que pretendió exaltar todo eso en mí, matándome con su egolatría, su vanidad, su gallardía, ella que siente que nadie la merece, NADIE. Yo buscaba dentro de ella un poco de humildad, de primorosa belleza. Pero había NADA. Tristemente no la había. No hubo nada.
Ella se levanta de la banca, y se va perdiendo sutilmente entre las sombras, mientras yo sin voltear a verla, sólo pude sonreír con sorna.

Comentarios

  1. La nada a veces es todo...al margen de sus palabras...pudiste ver lo que decían sus ojos y el lenguaje de su cuerpo.
    Me encanta tu forma, tu modo, me siento atraída por tu blog y para mi eres un misterio.
    Besos para ti.

    ResponderEliminar
  2. No puedo creer que no sepas quien es Elizabeth Bathory

    ResponderEliminar
  3. Vaya amigo, me has dejado pasmada¡¡ Creo que fue una experiencia bastante intensa, sabes? Creo que estas enamorado... o no??

    ResponderEliminar
  4. no se si reír o llorar! cuando alguien no entiende el tema, ni el contexto...
    KArmila, me caes super bien! pero ahora si andas un poco perdida... vuelve a leer... o mejor lo dibujo?

    ResponderEliminar
  5. mmmmmmmm

    man...

    mmm...

    no se que decir... creo que hay veces que no debo decir nada... pero te atreviste a responderle sus preguntas?

    yo no lo haria

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)

Followers