Contrariedadez

Ella. No come... Aunque muere de hambre.
En su mundo sólo existe la apariencia y la opulencia.
Enferma de flaqueza, abrumada por la fastuosidad de su mundo.
Tiene la voluntad de tirar la comida, porque no tolera mirarla.
Es el mundo ilógico del arte de la esbeltez.
Vomita. Gasta millones en drogas.
Ella es su propia asesina.
Muere lentamente.


Él. No come...
Pero muere de hambre.
En su mundo sólo existe la hambruna y la desnutrición.
Pero piensa en comer una pieza de pollo.
En medio de la penuria extrema, vive.
El mundo lo asesina, es inculpado de haber nacido en la miseria.
Sólo quiere alimentarse.
Daría lo que fuera por tener un plato de sopa.
No tiene la culpa de su pobreza, de morir de hambre, pero...
...Muere lentamente.

{fotos tomadas de internet}

Mi Tercer premio!!! [y una nominación al blogger award!]
Gracias a Sally! por el premio, Mi blog es la ley.
Recibirlo de ella, es sumamente gratificante, y me lo otorga porque
cita [Escribió, Prince Okami: letras como las suyas, pocas.]
Fascinante, me siento realizado, ja, como recibiendo el premio nobel... XD bueno me gustan estos premios.
Bien! No escribo por los premios, pero cuando me otorgan uno, y mas que uno aspira a ser escritor, las cosas entonces parecen indicar que si voy por el camino correcto. Gracias.
A los que me leen y comentan, a los que me leen y no comentan, a los que ni me leen ni me comentan, a mis futuros lectores de mis novelas y obras, a todos gracias!

Prince Okami d'Aria.

La Verdadera Independencia (a dos años del bicentenario)

LA HISTORIA MIENTE.
A celebrar un aniversario mas de Independencia y libertad de México.
ANIVERSARIO 198 de un MEXICO LIBRE.
El movimiento inició para pedir igualdad y más derechos entre los propios criollos, NO fue un movimiento insurgente, orquestado por un cura para sublevarse, Miguel hidalgo exigía mayores garantías, Morelos exigía Igualdad y garantías. Apoyado por los criollos, porque Miguel Hidalgo era criollo, de otra forma la historia narra los falsos intentos de los indígenas autóctonos de esta tierra, que intentaron liberarse del yugo español, el primer intento de independencia se llevó a cabo en 1808. Pero ante tal negativa y falta de apoyo de los criollos que eran los únicos apoderados quienes practicamente dominaban las tierras y riquezas del país, los índigenas fracasaron en ese intento, la historia nos miente al decirnos que de la nada, un grupo de personas se sublevaron y derrotaron al Virrey en turno. Pero eso no ocurrió así, ni fue algo que duró dos días.
El proceso inció un 16 de septiembre de 1810; aunque durante el Porfiriato, el presidente Díaz lo cambió al 15 para que coincidiera con su cumpleaños, y terminó un día como hoy pero once años después, en 1821.
Lo que comenzó Hidalgo, posteriormente lo concluyó Morelos. Con todo el apoyo de los criollos, no porque quisieran independencia de España, simplemente porque los criollos, sabían que bajo esas condiciones nunca ocuparían los puestos o cargos públicos importantes, pues dichos cargos sólo estaban reservados para los gachupines, o españoles de sangre y de tierra, y tendrían menos oportunidades si las dispocisiones de la Constitución de Cadiz se implementaba en esta parte de la Nueva España. Por una parte los criollos se sentían ligados a esta tierra, o sea, la Nueva España, mas que a su patria España, ellos habían nacido aquí, y de la Madre Patria no conocían mucho, se sentían mas dueños y mas apegados que al Viejo Continente. Por eso decidieron defender sus derechos y pedían igualdad, cosa que había iniciado Hidalgo y tomado Morelos unos años después. Por eso finalmente apoyaron a Morelos, no para lograr la independencia de España, sino para que los propios criollos tuvieran mayores garantías y las mismas oportunidades que los españoles.
Pero la historia nos cuenta otra cosa. Todo lo demás es mentira. Por eso yo si puedo decir que me siento orgulloso de ser MEXICANO, porque conozco mi historia, no la que nos tratan de enseñar en la escuela deformada para aumentar el sentimentalismo patriótico.
No faltará quien le eche la culpa de todo al gobierno para justificar su ignorancia. Pero para eso estoy aquí para darles clases de historia y de política, a aquel que le interese saber la verdad.

{Fuiste a dar el grito sin conocer tu historia?}

UBI DUBIUM IBI LIBERTAS.


XICO LIBRE!

Todavía respiro; siento el aire jugueteando sobre mis labios húmedos de vino. Aún siento los latidos imperiosos palpitantes dentro de mi pecho. Y el aleteo interno, y el mágico efecto. Siento el férvido bullir de mi sangre. El obsesivo placer de morir. La idea interminable de que algo ha huído de mi pecho. El continuo despertar de un sueño degradado. El fanatismo por una idea absurda, que resulta plausible. Aún estoy doblegado por el impulso agreste, por los instintos brutales. Todavía siento dolor, y ciertas veces puedo reír. Todavía estoy herido. Y no puedo sanar, a pesar que existe el bálsamo. Esto es VIVIR. Linda manera de vivir.
Dulce Amigo Alpralozam,
Dulce compañero Diepazam;
venid a llevarme al Edén. Donde quiero morir ceñido por tu arrollador embelesamiento.
A todos mis compañeros, amigos y lectores. QUIERO MORIR.
[voglio.spostare.di.questo.bacio.invaghito.nella.tua.labbra.
si.TU.sei.
Tu.sai.
]
Caminé sin mirarla, sin voltear a verla, recuerdo sus ojos obnubilantes llenos de lágrimas, y repetía sigilosamente que sólo era la lluvia, pequeñas gotas de rocío, pero yo sabía que eran partículas de melancolía, de esas que andan perdidas por el ambiente.
No pude preguntar cómo estaba en ese momento, porque no tenía la intención de averiguarlo, ni siquiera por la cortesía que ella despedía con su mirada y su tierna sonrisa, no supe si era fingida, o era sincera. Porque nunca había encontrado un sólo indicio de sinceridad en su rostro, o en sus labios, o en su cabello, que había rizado apenas hace unos meses, inexplicablemente para mí, porque yo se que a ella NO le fascinan los cambios.
Ella si pudo preguntarme. Después de meses de no haber hablado y de pensar que no volvería a hablar con ella, aunque sinceramente; no me importaba, ni sus motivos, ni su intención si era pura, o sólo disfrazada.
Ella pregunta. -¿Cómo estás?
Yo respondo sin mirarla, estoico, mostrando una postura glacial, dando a entender que no me importa. Y continuo sentando sobre una banca, soplando mi aliento sobre la nada.
-¿Te importa?
Ella parece sorprendida, apuesto que no conocía mi mordacidad. Mi falta de cortesía, mi ironía, mi crueldad, y un repentino sarcasmo. Ella prosigue -Una que quiere venir a platicar contigo y tu parece que no quieres que las personas se acerquen a ti, sólo te hace falta un letrero que diga "¡Alejense De Mi!".-
Yo respondo serio, sin alguna mueca. -Debí olvidarlo en casa.
Suspiro sin sutileza, es evidente mi enfado, mi hastío, mis ganas de lanzarme por la borda. -En todo lo que cabe, bien. Bastante bien, por decirlo así.
-Eso me agrada.- Responde, sin sonreír.
-O esperabas que me fuera mal?
-No al contrario, deseo lo mejor para ti.
Un breve silencio. Sin saber que decir, yo con el desinterés de continuar la conversación. Pero ella parece jovial, interesada en algo que yo ignoro.
-Que has hecho?- Supongo que hace tiempo las ideas huyeron de su cabeza, y sólo han quedado restos de una vacua idealización. Sólo Advierto su nuevo peinado, su cabello rizado, cuando en realidad siempre lo he visto lacio. No pude contenerme, a no responder a su pregunta, y lanzar mis dardos hirientes...
-Lindo Peinado... me recuerdas a mi french poodle!
Ella finge reír. Cómo quien ríe halagando! Con la intención de mostrar una carente gracia. Quizá cuando la concí, estaba sólo, no conocía el amor trivial. Pero ahora que quizá lo conocí, y que sigo siendo miserable, mientras ella intentaba a toda costa, eludir esa parte inmaterial de mi ser, y complementarse conmigo, yo trataba de evitar que ella indagara dentro de mí. Quizá estaba solo. Pero sigo siendo miserable, mordaz, hiriente y herido. Ya no siento cariño, ni afecto, ella que pretendió exaltar todo eso en mí, matándome con su egolatría, su vanidad, su gallardía, ella que siente que nadie la merece, NADIE. Yo buscaba dentro de ella un poco de humildad, de primorosa belleza. Pero había NADA. Tristemente no la había. No hubo nada.
Ella se levanta de la banca, y se va perdiendo sutilmente entre las sombras, mientras yo sin voltear a verla, sólo pude sonreír con sorna.

[El Cuento Mas Corto Del Mundo Con El Título Más Largo]

Él está enamorado
de ella.
Ella está enamorada de otro.

-FIN-

Followers

© Prince W. Cantodea. Una Dolce Malinconia 2006-2014. Con tecnología de Blogger.
 
Blogger Templates