Ir al contenido principal

[crónica de un alma marchita]

Cuando somos niños; nos permitimos ser espontáneos, ingenuos, y esa ingenuidad muchas veces va acompañada de una gracia natural, somos sencillos, admiramos ciegamente a aquellos que creemos perfectos, normalmente nuestros padres. Nuestro mundo es perfecto, porque no existe nada más allá de ese pequeño espacio. Conocemos el concepto de amar, sólo por el mutuo ejemplo, pero también descubrimos que hay un cierto grado de amor que a veces daña. En esos momentos queremos ser grandes, para soliviantar esos dolores, queremos crecer, mientras jugamos aún.


Cuando somos jóvenes; nos permitimos ser irreverentes, incongruentes a veces; embelesados tórridamente, perdemos el candor, mas por el desliz que por el instinto, nos cuestionamos la existencia, y admiramos fervorosamente a aquellos quienes no tienen ningún vínculo sanguíneo, sólo los admiramos con toda la devocón, por creer que sólo ellos tienen la razón, exaltamos las imperfecciones de nuestros padres, sus errores, sus enojos, nos autoinfringimos el dolor de habernos perdido en una causa que parecía encauzada por un buen río. Amamos con la misma celeridad que se disipa la bruma, como lo dijo Shakespeare, odiamos esas conincidencias genéticas entre nuestro padre y nosotros, el maldito estigma, la espontaneidad ya no resulta tan graciosa, queremos ser infantes, pero también tratados como adultos; es el momento en el que nos sentimos aún niños en un mundo de adultos.


Somos viejos... y no aprendimos a vivir.

Comentarios

  1. GUAAAAo okami si has escrito!!

    lo de la niñez es cierto en parte, puede que crezcamoms sabiendo que estamos en un mundo perfeco o como en mi caso, contemplando los demas mundos y estudiando... mi infancia no lo fue tanto asi...

    ahora bien, lo de tu amiga, es cierto, a veces se da empatia con mucha gente, otras personas mas que algunas... (deberia ser al reves? xD)

    ahh y lo del sueño... debe ser curioso imaginarse asi... yo en mi futuro tengo que ser ejecutivo... ojala pueda echarme en la plya con un traje como tu en tu sueño xD

    ResponderEliminar
  2. hasta a mi me gustaria entender eso... y fijate que aun no lo he hecho...

    hay cosas que no conocemos de nosotros mismos... aun con el tiempo no lo hacemos jajaja

    ResponderEliminar
  3. SE TU...COMO TU QUIERAS SER...YO SIEMPRE TE VOY A QUERER.
    Yo ya no aprendí y no quiero hacerlo, ser espontánea forma parte de mi vida y me gusta, me hace feliz….no te creas que siempre lo he pasado bien, me pasa cada putada, y dejo cada cag…pero así soy y me caigo bien así jajajaajjaja, a pesar de la edad yo siempre seré una niña-mujer.
    Besitos para ti, te quiero un montón.
    mar

    ResponderEliminar
  4. Hola †Prince, pido disculpas por este mensaje,pero estoy con muy poco tiempo y no puedo visitar a todos los espacios que tanto valoro.

    Un abrazo
    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  5. por eso ahorita es el momento de hacer todo lo q se nos de la gana¡¡¡ y asi nunca arrepentirnos igual no tiempo para llegar a viejos¡¡
    besos

    ResponderEliminar
  6. Es momento de simple y llanamente vivir... siendo quienes somos por lo que fuimos, porque asi es como seremos.

    Muchos detalles de la vida no valen la pena, pero ahh como nos gusta aferrarnos... así es el humano, sólo nos falta liberarnos y SER.

    Besos y bendiciones :D!!

    ResponderEliminar
  7. Me encxanta ser irreverente aún ahora!!!!!

    ResponderEliminar
  8. como el trillado curioso caso de benjamin button y aquello de que ¿deberiamos nacer viejos y aprender en un cuerpo gastado para luego disfrutar de la madurez en la niñez? o el aun mas repetido los viejos quieren ser jovenes y los niños viejos... en fin se lo que se siente deje de cohibirme por el que diran soy una niña me siento como una niña aunke la sociedad se empeñe en juzgarme como una mujer yo disfruto como una niña q soy y trato de ver las cosas asi porque es mejor. si no les gusta go to hell.
    Xoxo

    ResponderEliminar
  9. yo creo que cuando somos niños somos inocentes, hasta que descubrimos que el coco debajo de nuestras camas no es mas que una simple mentira para que vallamos a dormir, o que el loco que va a buscarnos porq nos portamos mal no existe y es cuando despertamos y añoramos seguir siendo niños para creer en cosas que son mentiras y siempre lo seran, pero que cuando crecemos vemos que eso en lo que creimos algunas vez no existio nos damos cuenta que el mundo no es tan bello como lo pintan y entramos en esa rebeldia caracteristica de esa etapa, sin darnos cuenta que ese niño que queremos ser vive dentro de nosotros y solo vasta querer que salga para que este vuelva y poder ser vistos como adultos que conservan vivo el niño interior que creo que todos llevamos por dentro

    ResponderEliminar
  10. LA NIÑEZ NUNCA SE PIERDE YA QUE ESTA SE LLEVA DENTRO,LAS PREUCUPACIONES SON SOLO ABERRACIONES DE UNA GENTE INMADURA RECUERDA QUE LA VIDA SIN RETOS NO SERÌA VIDA HAY QU3 S3R MAS SUPTICAZ

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)

Followers