[mi soberbia pesimista]

Me siento egoísta, y me percibo pesimista, a veces quiero que me acosen mis lectores que no me dejen respirar, que surjan como inesperados, al acecho de mi cazería, aturdido y alcoholizado de sus alientos.


Porque, es más por vaga y superflua vanidad,
que por un orgullo merecido y correspondido,
es la parte ególatra y animal de mi mísmo, que coquetea
con la humana cualidad de una racional inteligencia.


Será egoísmo, será vanidad, será merecimiento.
No se que será.
...pero que no sea envidia...
porque entonces no se cómo atribuirme esta culpa.