Ir al contenido principal

[noctámbula]

Dijiste; -Como me has hecho falta- y tus brazos se fundieron alrededor de mi cuerpo, y mis brazos sobre tu cintura aferrándose con la fuerza que en mi interior batía la lasitud y el agobio, de no haber visto tus ojos, esos que al mirar lanzaron mil navíos al naufragio, y en los cuales, naufragué yo también.



Me habría rendido a tus pies nuevamente, aferrado a tu cintura o tu cuello, porque nunca quise liberarme de tu piel, de tus brazos enganchados a mi cuerpo, de tus labios adheridos a mi mejilla, y tu vaho reposando en mi mejilla donde un beso tuyo alguna vez habitaba solitario. -Me has hecho mucha, mucha falta- ella repetía con su voz dulce, la cual hacía reblandecer mi terno de varón.



Permanecimos en un largo y prolongado abrazo, hubiera deseado que el mundo, sólo ese instante se detuviera, y cómo en una secuencia, se repitiera una y otra vez, con tal de sentir sus encomios enloquecedores burlando mis fatalistas necedades. Ella parecía tan conmovida por nuestro encuentro, que sus ojos flamígeros abrasaban mis pupilas cuando los miraba, era como si quisiese morir incinerado en el perpetuo calor de su amor, no me importaba, seguiría mirando a través de su mirada. Se disculpó por sus constantes ausencias, yo puedo perdonarle todo, porque cotidianamente nos extrañamos.



Ella me confesó que su depresión sigue latente, que detesta su carrera, odia el sistema penitenciario, y el sistema penal mexicano. Confieso, que yo no sabía cómo decirle que desde que la miré por primera vez, deseaba ahogarme en sus labios, aún cuando su aliento me deje respirar junto a ella. Ella confesó su importante examen de mañana, en Mexicali, ahora no estaba segura de presentarlo, y yo cómo habría de darle arrojo, si personalmente, estaba peor que ella, pero emocionalmente habría querido vincularme mejor aunque sea un instante. Porque nuestros instantes son irrepetibles y asombrosos.



Ella confesó, que quiere ser escritora. Entonces la invité a la ciudad de México, a compartir eso conmigo, porque se, que con ella podría ser más ligera la vida, a pesar que cargamos un gran peso desde hace años, que curiosamente hemos tolerado de nosotros, o quizá; comprendemos porque es algo que a ambos mutila. Ella posiblemente lo piense, y lo piense, y no sea sencillo que se decida, pero, trato de convencerla y que luche por lo que quiere, o le doy impulso suficiente para que vuele libremente. No se que vaya a suceder después, pero creo que ver a Ania el día de hoy, me ha hecho bien, me ha hecho feliz, intrépido, aferrado, expresivo, a pesar de todas las situaciones contradictorias. Me quedo pensando en su risa, en sus ojos, en su voz, en su recuerdo del bachillerato, cuando la contemplaba por primera vez, todos esos recuerdos pasaron pronto, mientras ella conversaba de tantas cosas, que no dejaban de despegarse de mis oídos, y sentí la alegría, la tristeza y el espanto; mientras ella era la misma a quien idolatraba ciegamente, enloquecidamente, secretamente.



Espero volver a cegarme con su mirada, volver a caer rendido a sus pies, a percibir su vaho desesperado por encontrar mis labios. A ceñirse con arrobos de sus brazos. Que sus palabras me devuelvan la alegría que estoy dispuesto a entregar a sus ojos, a sus labios y brazos, que me abandone repleta de alegría y me deje moribundo o tristemente mutilado, por la alegría que ha hurtado de mí, eso no me importaría, pienso sustancialmente, en alegrarle el alba, el día, los crepúsculos, los amaneceres, sus atardeceres. 



Ella que es mi musa vaga y noctámbula... y no se despega de mi mente abatida.


♥ ANIA ♥ Thanks to your eyes that launched thousands of ships to shipwreck.
I was shipwrecked on them too. :) gracias.

Comentarios

  1. Muy bien amigo, por luchen por lo que quieren y a seguir escribiendo que al menos tu, lo haces muy bien.

    Y que el amor sigaaaaaaa¡¡

    Besos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Se siente todo el sentimiento invertido en este post, desde la melancolía de estar separados hasta la alegría de esos breves instantes que compartían, la locura del amor es infinita. Espero que tú y tu musa puedan seguir compartiendo muchos más momentos juntos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Y el amor lo invade todo, de apodera de las letras y las hace vivir!!!!

    Qué bueno es volver a leerte!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)

Followers