Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2010

[proyecto tangerine]

Hoy es un día muy especial para mí, ya que, justamente un día después de haber mandado mi currículum literario y una recopilación de textos breves, me han confirmado en una revista que les ha gustado mi trabajo, y me han invitado a colaborar con un artículo, columna o reportaje, mismo que tendrá una paga, poco por el momento, pero conforme se consolide están dispuestos a pagar más, ahora me seguirá dando experiencia y currículum.

Esta es parte del correo que recibí por parte de Christian Sandoval que es jefe de Información de PROYECTO T:

Prince Cantodea:


Que tal, gracias por enviar tu curriculum.
En primer lugar, tu recopilación es bastante original e interesante, nos gustaría publicarla toda en la revista, en segundo lugar quisiera invitarte a escribir (a parte de tus colaboraciones literarias) alguna columna o artículo...
El tema es de libre elección... ahora, tengo que enviarlo para el viernes de esta semana, ya tengo el tema, tengo que desarrollarlo en no más de 1,800 caracteres.


El …

[mi vida con ella]

Imagen
¿Qué te impide despegarte de sus labios? Cómo breves dosis de vida en cada uno de ellos.

¿Qué te hace apegarte a sus brazos? ¿Qué te da alivio? ¿Qué belleza te impulsa a naufragar? Cómo aquellos navíos que se lanzaron al naufragio, por poseer la belleza de Elena.
Si hube naufragado aún en aguas tranquilas, cruzaría el mar a nado, por avistar los preciosos astros apagarse dentro del mar ondulante.

¿Dónde había venido a posarse ese aliento? Si cada mañana el céfiro se ha posado en los labios agotados, esperando ver florecer los capullos.

¿Quién fue mi dadora de estaciones? ¿Quién hizo brotar violentas borrascas y suaves lloviznas al amanecer? Y me han arrancado fugaces brisas y serenos oleajes.
¿Dónde se había sujetado mi alegría temporal y sucinta?
¿Porqué me arrastró esta felicidad perecedera y menguada?

Si tuve motivos dulces de adorar fortuitamente lo fugaz, de empalagarme con pasión ante lo breve, de declinar ante el ocaso como iban muriendo mis estaciones. Hasta encontrar entre …