Ir al contenido principal

[por tu sonrisa]

¿Por qué me sonríes? Es cortesía y reverencia. O simple manifestación de una caricia ligera y suave. Porque no debiste atravesar tus ojos tan intrépidos, en los míos, porque a ellos debía fidelidad de no prendarse de nadie, ni aunque su sonrisa fuera el más grato de todos los elogios que habrían de albergarse. Aquí en la intensidad de nuestro miramiento, dónde los párpados se exhiben frágiles y dolorosos, pero se atenúan con la mirada afectuosa y pomposa. Si tus ojos hubiera visto antes que cualquier otro atardecer, me hubiera rendido definitivamente, a esos dorados párpados así como los albores se doblegan ante los aduladores cantos.

Por qué con tu vista tú me halagas, con mayor embelesamiento, que con los dulces versos de tu lengua. De no haberme mirado aquel instante, habría elegido otra visión primorosa y elegante dónde todos los astros fulguren simulando la belleza.

¿Por qué me sonríes?

Mi sonrisa simboliza el júbilo. Mi sonrisa es la insinuación, una sutil provocación que sólo puedo darle a tus labios, cuando se encuentran lejanos, y ausentes.

Comentarios

Followers