Ir al contenido principal

[el recuento]

MI PRIMER EMPLEO.
Pude encontrar un empleo en aquellas circunstancias en las que no tenía ningún conocimiento, en las que por muchas razones, me dejaron indefenso, temeroso, y casi agónico, por limitarme y frustrarme al no conseguir una verdadera realidad personal, pero estaba ahí sentado ante mi monitor, trabajando, posteriormente, vinieron los conflictos económicos, falta de dinero, y de un hogar, no tenía comida, no había belleza, aquella que todos miraban y yo sentía la misera corromperme.

¿FUE AMOR A PRIMERA VISTA?
Finalmente, cedí a los abrazos, finalmente me plegué a los labios que me dieron vida y un diversidad de luces cada vez que los beso. Encontré entre mis pasiones derruidas, el ligero brillo de una dilección oculta, que fue generando consuelo, garbo y un profundo arraigo a ella, quien había sido un encuentro casual al que quise darle una dirección distinta, fue por conducto de un amigo, que ella llegó a mis brazos, que con posterioridad sus labios fueron los que me indujeron al delectante sabor de un mundo nuevo. Durante aquellas escapadas en que ella mentía a su marido para nuestros encuentros fugaces pero apasionados, luego vino la caída, el arrepentimiento, y su aroma se fue en el viento, sin volver a respirar su fragancia.

MI SEGUNDO EMPLEO.
Pude conseguir mi segundo empleo a pesar de mi desconocimiento total y absoluto, tuve esa oportunidad que pude saber llevar, aprovechar y a partir de entonces, no dejaría mi carrera. Aunque nunca tuve salario, pude hacerme de contactos, de nuevas armas para enfrentar mi vida.

ELLA ERA...
Seguían mis romances fugaces, de esos que sólo me daban felicidad primitiva, que se arraigaban hasta socavar el dolor, pero no podía completarme, bordeaba los límites de mi vacuidad y la amplificaba sin saber como reducirla, vino ella, luego otras más, que significaron algo, pero que no me dieron apoyo, no me otorgaron abrazos con la constancia que yo lo hacía, sólo bordeaban mis labios en un falso simbolismo social, para aparentar su afecto, pero no había nada, nada, después que sus ojos brillaban y me cautivaba dentro de ellos, volvía al inicio donde habitaba el vacío y la melancolía.

MI TERCER EMPLEO.
Llegué por fortuna a mi empleo con un buen salario, un buen horario, parecía un nuevo brillo, cada esfuerzo, aquellas noches de invierno sin una caricia, cobraban sentido, era todo mi esfuerzo el que me compensaba brevemente. Pero el gusto duró poco, me quedé sin empleo y sin hogar. La búsqueda sería la misma que me orillo a sentirme fracasado y rechazado.

LUEGO LLEGÓ ELLA.
Me dio calidez cada vez que miraba sus ojos, me dio seguridad al instante de acariciar su mano sin ningún recelo, me otorgó dulzura sin esperar de mí algo similar, pero ella no sabía que yo me rendía a todas sus exigencias, que su risa era la combustión que me hacía estremecer, que me saciaba, me daba su aliento en el momento más oportuno, y que al final sin precaución, me había anclado a todo su amor, a sus ojos, a su piel, a esa boca que me hizo adicto, y me dio la fortaleza de superar todo lo venidero. Me plegué a su olor, a sus labios, a su vida que me dio nueva vida, una visión mágica de lo que consideraba cotidiano, se transformó en algo extraño, ajeno... que me hizo feliz.

MI CUARTO EMPLEO.
Encontré el mejor empleo de mi vida, porque en él pude laborar completamente con mi carrera complementarla con mis actividades políticas, me dio seguridad económica y me hizo encontrarme a mí mismo. Encontré mi nuevo hogar, un amor perfecto, prolongado que me reanimó, vivificó completamente mi alma... y ahora me debato entre la gloria y el fracaso, de querer regresar a Tijuana por mi titulación. Porque sólo eso me falta para que mi vida sea aún más perfecta. Realmente no puedo quejarme de todo lo bueno que tuve este año, el próximo, será mejor, no por positivismo ni idealismo, si no porque mis proyectos los cumplo y todos pueden realizarse el siguiente año. No acostumbro a celebrarlo, pero, me dará la alegría y el impulso de reordenar mi mente y arrancar los proyectos que aún tengo previstos, pero ahora al lado de ella, que es toda mi vida.

MI RETORNO A TIJUANA.
...arribo a Tijuana, la ciudad que me dio vida, para no detenerme en lo que quiero realizar, vuelvo después de mas de un año, pero regresaré, porque el éxito me espera, y nunca nada me ha detenido, sólo yo mismo, estoy decidido a realizarme, a obtener todo lo que siempre soñé... sólo es cuestión de tiempo.

Comentarios

Followers