[grazie]

Gracias a ti, porque me hiciste más fuerte, tu dolor que me infringiste me hizo inmune. Finalmente, fuiste mi bálsamo y mi cura. Gracias a ti, me hiciste vencer los obstáculos que se me presentaron, y esos mismos muros que tuve que saltar cuando no podía volar, cuando cargaba tu cruz.

Gracias, porque me hiciste llorar y al derramar mis lágrimas, me hiciste diluir la tristeza en su camino. Hasta que ya no tuve una gota que derramar, me quedé a conquistar la alegría que anidaba mi frente, pero que me cegaba el desconsuelo.

Gracias por enseñarme el modo de ser cruel, de ser maldita, y estar enferma; eso me hizo sentir compasión por mis semejantes menos afortunados.

Gracias, por lanzarme a la jauría a mitad de la intemperie donde se caza un venado, como en un cuadro de Frida Kahlo, donde un venado asaetado por unas cuantas flechas, hicieron herirme, pero esas heridas en mi cuerpo, me cobijaron el alma que estaba descompuesta.

Gracias, por clavarme esa malicia, cuando mi espalda desnuda se mostraba indefensa, porque eso me hizo proteger mi pecho. El cual sólo abrigaba un calor discreto que pudo quemarte. Pero aprendí a sanar rápidamente, porque tus espinas celaron mis ruinas.

Gracias, por arruinarme, porque las ruinas que dejaste en mí, me convirtieron en patrimonio de la humanidad. Y tú seguirás arruinada; nada más. Con las piernas abiertas, rota, descocida, casi muerta.

Gracias, por esas críticas como espinas duramente insertadas en mi ano. Siempre supe que tú eras un dolor en el ano. Eres como ese desecho que sale del ano. Eres como una espina en el ano, y no puedo quitar. Eres como una infección venérea. Eres como eso que debe arrojarse al excusado.
Puedo agradecerte otras miles de cosas; que me hayas consentido tanto, que tu sinceridad me haya deslumbrado en pleno verano, puedo agradecer tu ligera inversión en todas esas cosas lujosas que compraste para mí. El lujoso penthouse, el carísimo coche a la puerta de mi casa siempre que necesitaba salir, la comida que me cocinabas de la alta gastronomía, los lujos que me diste todo el tiempo, los felices momentos cuando preferías pasarlos conmigo que con tu familia en Querétaro; esas tantas noches que nunca me dejaste solo, como eras de empalagosa, y ese boleto en primera clase, gracias por todo eso, y por tu amor sincero. Y esta risa sarcástica por todas las mentiras. (sarcasmo).

Gracias a tus amigos… ah, NO TIENES AMIGOS. Gracias por haberme arrojado a las brasas, sin un ápice de miedo, caí de rodillas y me arrastré sobre ellas, fue un momento que pude soportar todo, hoy, tengo cicatrices que no duelen, ya no volverán a abrirse, se van cerrado, a diferencia de tus heridas que son ficciones, y que no han sanado.

Gracias, por todas esas putas que pude pagar, pero tú saliste más barata.

[nuevas ideas literarias]

Con el nuevo año también vinieron nuevas ideas literarias; nuevos proyectos y nuevos trabajos.
Basta con hacer una breve semblanza de todo lo que he escrito, y porque no, de lo que está aún en el tintero. Empecé por escribir:
1) Le Coté Obscur. (novela)
2) Fiona & Leandro. (teatro)
3) Corazón Maldito. (novela)
4) La muerte de Tarquino. (teatro)
5) Mutilada. (novela)
6) Alice. (teatro)
7) Suicidio romántico. (teatro)
8) Augusto. (teatro)
9) El corazón de la locura. (cuentos)

Este año que comienza me ha traído tantas ideas, que no preciso a concluir pronto, pero la inspiración fluye, parece inagotable, y esa es una buena señal porque mientras respire, voy a seguir ideando, creando y escribiendo, estos son los nuevos esbozos de mi literatura, algunos ya mencionados y explicados por twitter o Facebook:
10) Epifanía. (teatro)
11) Maldita. (novela)
12) Mi vida en tus labios. (novela)
13) Por tu mirada. (novela)
14) El largo proceso al olvido. (novela)
15) Alatriste, biografía de un transexual. (novela)
16) Demonios Íntimos. (novela, para concurso alfaguara)
17) Retrato de un sicario. (novela corta)
18) La concepción de lo grotesco. (cuentos)
19) Muir per viu. (novela)
20) Profondo rosso. (novela)
21) Tragedia de amor en un solo acto. (teatro)

Estas son las ideas que han surgido conforme han pasado los días de este mes de enero, a veces creo que la vida no me alcanzará para completar todas mis historias, para narrar lo que estoy destinado a relatar. Mi inspiración se destila en dosis mayores que lo que mi mente es capaz de absorber. Por lo pronto, no me queda más que escribir y detener el tiempo mientras concluyo alguna novela, y después dejar que el tiempo vuelva a fluir mientras veo como envejece la piel.
Y que mis letras se inmortalicen. ¿qué otras ideas podrán surgir en estos días siguientes? Si estoy triste, alegre, molesto, admirado, ingenuo, incrédulo, arrogante, soñador, desubicado, alcoholizado, fiel oyente, enamorado, decepcionado, irresoluto, solo, enfermo, agonizante, avergonzado… siempre me dan motivos para escribir.

Ahora voy a escribirle a la noche unos versos, esa noche que no me deja dormir, que siempre deja a la luna asomarse por la ventana, y me ve escribir en silencio. Quizá ella sea quien me llene de ideas. Porque la luna es mi única compañía. Es la candela que me alumbra. Seguramente también cuida mi sueño. Acierto que, pudo inspirar lecturas y amores, puede inspirarme; como una mujer inspiró a Dante, así como una mujer provocó una guerra en Troya, como una mujer inspiró a Shakespeare a escribir “Romeo y Julieta”, como una mujer que hizo pecar a Adán, así, como cuando una mujer se atraviesa frente a tu mirada, y tus ojos nunca pueden volver a mirar.
Así.

[año nuevo, viejos hábitos]

Un año más, ¿cuál es la diferencia?
Hoy estoy lejos de casa, en la lejanía de dos mares, alejado de mis conocidos, mis familiares, el clima extremo de mi ciudad, aunque dejé un pasado muy oscuro, muchas cicatrices que venía cargando se fueron quedando, hoy, mi vida es similar a una rueda de la fortuna, así como se presenta la ventura y la dicha, de la misma manera se presenta la desdicha y el infortunio.

El año pasado, tenía todo: Alegría, amor, fortuna, júbilo, emoción, armonía, belleza, estética, locura, inspiración, ambición, tuve una musa ese año, y ese mismo año decidió marcharse, tuve que hacerla inmortal para que permaneciera conmigo. También carecí de todo, y sólo terminé mi año con devastación, soledad, tristeza, sueños rotos, destrucción total de mi interior, pero, irónicamente eso me dio fortaleza, la esperanza me mantenía vivo, tenía fe, tuve bálsamo y veneno, vida gracias a su aliento, fui moribundo, y acosador de la luna, quien alumbraba mis ruinas cada noche.

Así que el comienzo es diferente ahora, iniciaré trabajando en "Revista Tangerine" y con mi primer sueldo gracias a mis columnas y mi recopilación.
Y trabajaré en un despacho. Intentaré por todos los medios, ingresar a derechos humanos.
Poco a poco, voy cumpliendo sueños. Retomando el camino.

Cambiamos de año, pero seguimos haciendo lo mismo, cada año que finaliza uno, y cuando inicia otro, nos quejamos violentamente exigiendo un año mejor. Hoy, avanzo por un sendero diferente, es tortuoso y desgraciado, tengo los pies rotos, necesito alas para poder volar. Porque caminar, caminar ya no.

Y este será mi año, me dije antes; "Será un nuevo comienzo, cómo el ave fénix que resurge de sus cenizas." Recomenzar, con alas nuevas, después del incendio. Y aquí estoy de regreso. Empezando de cero, como si no hubiera ayer, sólo hoy, y construyo mi futuro a partir de este momento.
Hola vida. Soy Prince Wrikas Cantodea.

Followers

© Prince W. Cantodea. Una Dolce Malinconia 2006-2014. Con tecnología de Blogger.
 
Blogger Templates