© Prince W. Cantodea. Una Dolce Malinconia 2006-2014. Con tecnología de Blogger.

[esto era la soledad]

by - domingo, marzo 11, 2012

...y así como admiramos la grandeza de las sonrisas ajenas en el tránsito cotidiano, como caemos de la cornisa ante los placeres, de las lágrimas derramadas y suplicantes que nos hacen piadosos, así como desmerecemos virtudes que no valoramos ante la indulgencia, por las falsedades que nos envuelven en un interminable círculo, cuando al caminar nos acechan las miradas nocturnas que desnudan la tristeza, cuando en el mismo transitar descubrimos párpados que revisten una pena, y que en ese ardoroso pecado nos inducen a admirar, por mínimo que sea, el deleite de la risa motivada por su tragedia; cuando al final del alba, en el recorrido que dejamos, nos descubrimos solos entre la multitud, así, como los amorosos de Sabines, están solos, y se van llorando, llorando la hermosa vida...

You May Also Like

1 comentarios

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)