Ir al contenido principal

[próxima estación]

Te despediré como se va el alba detrás de las montañas, con un cálido adiós con promesa de volver, como un final romántico después de una tragedia, te diré adiós en la estación, y esperaré hasta ver capullos brotar, que las flamígeras aves deliren hasta la muerte, en un paludismo apasionante.

Poco a poco veré como se caen las hojas, como se oxidan en el ramaje, en otrora lleno de vitalidad. Cuando al deambular por las avenidas aún queden restos de ti, colgantes, en diversos colores, asfixiados por la nueva atmósfera de estío y hastío.

Te dejaré huir, para recibir la próxima estación, acompañada de una calidez sobrecogedora, ahora que te marchas, dime, ¿A dónde has llevado el viento? ¿A dónde van las nubes? ¿Y aquella cellisca que me embriagaba? Ha sido el vaho, el último vaho de invierno.
De lo que alguna vez fue el mes de marzo.

Comentarios

  1. siempre llega un punto donde las cosas se van, y cuando se van llenamos nuestras mentes de preguntas y preguntas, pero cuando vuelven, preguntar donde habían ido es lo que menos nos importa, lo importante es disfrutarlas cuando están después de haber experimentado lo que es que no estén. no?

    genial escrito!
    un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)

Followers