Ir al contenido principal

[romancero de una noche triste]

Podría cargar todo el dolor, y tener la única fuerza anclada a un respiro.
Cuanto tiempo el dolor ha hecho estragos en tu cuerpo, que es tan permanente simulando un mismo hábito dañino, que no puedes lidiar con otra sensación.

Pasas tu vida tratando de entretener la pena y prodigando la venia.

A veces puedo con este dolor, que es el mismo que siempre me aqueja y me daña.
Otras veces fatigoso de la lidia, me dejo someter y me abate.

Cegado por las luces que antes fueron titilantes fuegos a punto de la combustión.
He querido beberme todo el mar.
Y saborear la sal, sin dolerme, sin dañarme, sin herirme.

Desconozco quien soy. Reconociendo la misma pena una y otra vez.
Vuelvo a estar solo... irremediablemente solo.
Como duele esta soledad, y nada ha podido sanar.
Hastiado de este dolor y de esta soledad, de ser esto tan incomprensible para mí, que a la vez es el mundo incomprensible; de nada sirve este lamento, si no alcanza mi súplica a rendirse a quien le imploro, estoy solo.

Soledad. Maldita soledad.
¿Qué has hecho de mí nuevamente?

Comentarios

  1. Crees que es la soledad realmente?
    o será que la vida nos quiere enseñar que estar con nosotros mismos puede ser algo beneficioso.
    Mis abrazos para ti gran amigo.
    mar
    pd
    Yo soy solitaria y me agrada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)

Followers