© Prince W. Cantodea. Una Dolce Malinconia 2006-2014. Con tecnología de Blogger.

[maldita dulzura]

by - lunes, agosto 20, 2012

A veces odio todo, simplemente me exaspera cualquier detalle; a veces odio tanto perder la cordura fácilmente, ¿pero qué sería de mí sin tanta locura?

Muchas veces pienso en las sonrisas que fueron ignoradas, ¿dónde fueron a caer? A veces odio esas sonrisas hipócritas que te adulan sin razón aparente, es que no puedes atender a las verdaderas risas cuando atiendes aquellas falsas.

Cuanto detesto esta malicia que admito con benevolencia; por hacer de mi vileza la cándida ternura mas acogedora de dulce y hiel.

Maldita dulzura la tuya. Que ahora me hizo adicto a la miel. Cuantas veces fui medroso de la dulzura, y soy cautivo a la blandura; desde que fugazmente, esa suavidad proviene de tus labios, se enriquece con tu voz y se quema en la consunción de tus letras.

Maldita dulzura, bendita dulzura

You May Also Like

1 comentarios

  1. Lo que has escrito fue como sentir un vino aterciopelado en mi boca, sigue escribiendo así de profundo que me gusta leerte.

    ResponderEliminar

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)