[todos sus sueños]

Fue como el navegante de cada puerto, la luna pintó sus cabellos de plata, y el agua fluyó en sus sueños como el gran buque de vapor que expulsó aves en vez de nubes. Fueron como gaviotas en el aire, alas de vapor flotando de sueño en sueño, de puerto en puerto, cayó la noche y las alas cortaban las nubes; fueron como múltiples sueños dispersándose en el mar.

Extraño lobo de mar enamorado en cada puerto de un amor imposible, cansado de olvidar el último puerto en el que se ha anclado.

Ya es hora de partir a un nuevo continente, ver el horizonte guiarme al naufragio, dijo, -No hay marcha atrás- y siguió avanzando arrastrando el dolor, mientras que a cada paso iba dejando las huellas de cada una de sus cuitas.

Todos sus sueños fueron como sus viajes, periplos tras periplo, todos sus viajes tuvieron un trágico final, llegó la desolación , el dolor, la cuita, la desesperanza. Todos estos sueños que fueron producto de los más grandes anhelos de su vida, fueron navegantes de un océano inmenso, fue lobo de mar en cautiverio, a punto de la extinción.

Lobo de mar de un viaje y de un sueño.

Pirata ladrón de un amor anclado en un puerto con la promisión de volver.

Comentarios