[una prosa imperfecta]

Dicen que en tus ojos no pasa nada;

A través de esas borrascas, en el temporal de invierno de tus ojos negros, cuando la brisa plácida fue el elogio de una intrusa mirada; a través de esos matices, que consumó el ámbar de tu sonrisa en un cobrizo atardecer lleno de vida. En tus ojos llegó el mar cruel, la mirada amenazante, la brutalidad no causó estragos en tus ojos, fue ternura violenta que se posó en tus párpados, la ingenuidad que causó daño, la ironía del roce impío, esos panegíricos himnos que sólo fueron viento al contacto con otras loas. En tus ojos, me dijeron, que han visto navegar esas pluviosas tragedias, tristes y delicadas, fue quizá el más grande ingenio de mi prosa imperfecta, esa que sólo escribe para esa mirada gentil. 



En tus ojos, dicen, que se creó el universo, hasta las rutilantes estrellas se ponderaron a tu mirada, como aprobaciones después de cada acto, que en tus ojos se apresa la aurora. Dicen que se acabaron los elogios, que en tus ojos no pasa nada, y que nada pasará, que alguna vez dieron vida, que hoy parecen muertos, pero yo sé que cada vez que se abren, dan vida nueva.

Esos ojos de humo, de párpados ligeros al alba, que se queman con el atardecer. 




Dicen que en tus ojos no pasa nada, pero yo sé que algo ocurre entre ese momento que suspendes tu risa, y cuando vuelves a sonreír… algo te transforma.

PARA MIRNA C.
Enero 2013




Comentarios

  1. Yo creía que no pasaba nada en sus ojos! Pero leyendo esto, recuerdo los detalles, y si, se transforma el universo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)