Ir al contenido principal

[diario de un escritor en estado de ebriedad I]

Me confieso con la boca de las botellas, en una catársis irrepetible, con frases coherentes de estética retrógrada. Soy un escritor del recuerdo, de la promisión futura. Pero sin ningún presente. Es bello arriesgarme cuando no tengo futuro, cuando vivo como paria en las calles entre candelas, entre lluvia, entre corrupción y miedo.

Soy escritor... un loco escritor, embriagado, apasionado, melancólico y sobre todo con una musa que es fugaz, a veces está y otras desaparece. Siempre tengo que ir a buscarte, no sólo cuando te necesito, si no también cuando me necesitas.

Comentarios

Followers