Ir al contenido principal

[no soporto leer por moda]

Siempre estoy escuchando comentarios, de alguna película basada en algún libro de éxito, y aunque he tenido la curiosidad para leerlo, no he podido.

No lo he leído porque me he desmotivado escuchando críticas positivas de la gente que detesto o considero completamente inútil, y eso demerita todo el buen contenido de un libro que podría gustarme, sólo porque a ellos no les gusta. Y si puedo ser muy selectivo en todo lo que hago, hay algunas personas que dicen que soy tan selectivo, que a veces selecciono cosas que nadie elige, y entonces eso me hace selectivo, cuando en realidad elijo las cosas que me agradan, y me agradan porque causan repulsión en los demás. A veces también lo hago sólo por que se callen, y funciona.

Mis peores temores iniciaron cuando me obligaban a darle lectura a un texto incomprensible y tedioso, sólo para incrementar mi cultura por medio de una enseñanza metódica y positiva, y resulto hasta cierto punto exitoso, que cada que mencionaban lectura me hice metódico (me metía todo tipo de drogas), el amor al arte no vino de la escuela, porque lejos de encontrarlo agradable, lo encontré repulsivo.

El amor al arte vino después, por placer, encontrando alguna lectura que no identifico en ningún libro de texto gratuito, porque la literatura buena y placentera, resulta cara muy cara. Leer puede ser un gran placer, pero existe diferencia entre leer por querer leer y hacerlo por moda, detesto las modas, y como la lectura se está volviendo una moda no quiero renunciar a hacerlo, como escritor, debería incentivar la buena lectura, pero conozco casos extremos en etapa terminal de aquellos que leen a Coelho, o en el peor de los casos a Xavier Velasco, son síntomas de sífilis literaria y ya no tiene cura, sólo resta alejarte de ellos, porque muchas veces, en casos especiales es contagioso, y no existe ninguna cura. Creo que después de todo una lectura obligada no es tan malo, como ver que hay gente que puede leer a Paulo Coelho, pero luego me doy cuenta, que esas mismas personas que presumen leer y ostentarse como lectores empedernidos, son quienes leen por soledad o una creencia de sentirse inteligentes, que ha sido socialmente aceptada, pero socialmente nadie va a leer aún cuando sea aprobado.

A veces me gustaría cambiar el mundo en el que vivo, y no cambiarlo para que piense como yo, si no cambiarlo de modo que la gente tenga que pensar. Quizá alguien se atreva. PENSAR ES PARA LOS VALIENTES. Quizá cuando pensar esté de moda.

Comentarios

Followers