Ir al contenido principal

[el complejo de no ser edipo, vol. 2]

Tuvo que llegar un momento para dejar de atender a las pretensiones provistas por mi madre, esas que a los quince años me reprocharon por querer ser artista, pero nunca he sido artista, no hago de la cotidianidad bellezas sublimes, escribo realidades simplemente, realidades con el mismo pesimismo con el que he crecido. Y es que tuve una infancia pésima, por eso mi edad adulta ha llegado a ser también pésima.

Comentarios

  1. Te siento tan cercano amigo, hemos llorado, hemos sufrido, pero tenemos resilencia porque sino no estaríamos aquí vivos.
    Y somos poetas y buenos porque somos capaces de ver la luz y también la oscuridad, eso nos hace mas sensibles.
    Un abrazo enorme para ti, a mi me encanta tu blog porque es honesto, que importa lo que quisiera de nosotros el resto!!!
    Besos
    mar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)

Followers