[yo; el hombre de hojalata]

by - martes, septiembre 30, 2014





En la novela original de L. Frank Braum, convierte a un leñador Munchkin enamorado de una doncella, en un triste y oxidado hombre de hojalata debido a un hechizo en su hacha que le amputó las piernas y sustituyó por prótesis de metal, lo condenó a vagar sin corazón, sin emoción y sin sentimientos. Y a veces así de vacío me siento, sin corazón, sin emoción y sin sentimientos, a veces oxidado y otras veces amputado.
Gracias por este pequeñísimo gran obsequio.

You May Also Like

0 comentarios