Ir al contenido principal

[Nihilismo: Nocturnal]

Mi romance es con el insomnio. Con ese satín amoroso que se vierte sobre mi vientre, un erotismo vulgar y afeminado tatuado en mis pestañas y en cada uno de mis párpados. Así es esto del amor inanimado, se ama al mayor de los tormentos y se detesta a aquello que produce placer cobarde. Y es que nada de lo que me gusta es femenino o elegante, nada de lo que me apasiona vibra, todo lo que quiero y que deseo son objetos, y yo he sido uno de ellos. Mi vida sólo es desear, y nada tengo. Y nada quiero. Ni siquiera fe.

Comentarios

Followers