Ir al contenido principal

[náusea]

Estoy insatisfecho con la vida. Mi propia vida. Otras vidas que conozco lucen radiantes y gratificantes, mi vida es un montón de prejuicios adornados por un tabú cultural que se manifiesta en mi cobardía para romper mis propios esquemas. Estoy lleno de malos hábitos. De juegos sexuales sin sentido. De vicios que me abrigan en medio de mis profundas inseguridades. Y lo que es peor que toda esa mierda de mi vida, me hace un excelente escritor. Alguna vez me hallé arropado bajo el cuidado de una vida que me apropié, estuve habituado a la infame vaciedad del reconocimiento y el aplauso, de ser un brillante cronista que fingía ser perfecto, moralmente envidiable y casi divino. Nunca creas en esa mierda moralista. Muchas veces tu conciencia puede cuestionar tu miseria. Y no te va a gustar la respuesta. Mientras tanto, sigue siendo el personaje malquerido, el adicto incontrolable, el alcohólico irremediable, el enfermo frecuente, ese vicioso de lo mas despreciable, sigue siendo el escritor que va a recordarte siempre lo triste y solitario que es tu trabajo.

Comentarios

Followers