[la buena educación]

Cuando una persona me dice que "tiene buena educación" me imagino que ha sido criada por una escuela medieval en pleno siglo XXI, cuyas ideas progresistas no existen en su estructura mental. Lo que me lleva a la cuestión de analizar ¿A qué se refiere una buena educación? Es decir que todos recibimos una buena educación, aunque difiere, porque los padres educan e inculcan sus ideas basándose en sus propios principios, y en esos principios pocos padres insertan la idea de un pensamiento propio o incluyente.

Ayer tuve una experiencia basada entre "la buena educación" y mi buena educación.

Me insistió mucho en "su buena educación" para que accediera salir con ella. Fuimos al centro el lugar en el que pueds encontrar desde prostitución por unos cuantos pesos mexicanos, alcohol adulterado, drogas recreativas, prohibas y algunas semi legales, explotación infantil, un choque cultural tan diverso y rico, salones de baile, bares, hombres que besan hombres, mujeres que besan mujeres, trasvestis, transexuales, y bueno, recalco esto porque una buena educación se basa principalmente en el respeto, la tolerancia y la actitud ante la vida, aunque mi educación fue distinta y reservada, mi experiencia de vida me llevó a la apertura de culturas y una mente mucho más lúcida, rica y ávida de conocimiento que la que trató de ser moldeada, o sea que mi educación fue una parte instaurada por mi lado familiar y el resto y más completa, por mi propia experiencia de vida. Ella, que platicaba su excelente educación y vida reservada y de humilde progreso desde su origen en Chiapas, su monótona conversación eran diversas conjeturas de su vida entre Chiapas y Tamaulipas hasta porqué llegó aquí, así como el origen de su buena educación la cual sólo quedada evidenciada que fue muy repetida pero mal aprendida.


"Aunque mi educación fue distinta y reservada, mi experiencia de vida me llevó a la apertura de culturas y una mente mucho más lúcida, rica y ávida de conocimiento que la que trató de ser moldeada, o sea que mi educación fue una parte instaurada por mi lado familiar y el resto y más completa, por mi propia experiencia de vida."



Una mujer de no más de 30 años. Esa noche ella vestía una falda café, una llamativa blusa amarilla con diamantes en el cuello y en las orejas, no usaba maquillaje, se sentó frente a mí, cruzó la pierna, pidió una bebida y comenzó a relatar su vida en una serie de incongruencias sobre sus buenos modales, que hasta ese momento eran basados en pura teoría fascinante pero en una práctica débil y de carencias. Su supuesta humildad quedó opacada por un interés repentino en los lujos y la buena vida, (ella quién carecía de trabajo), suspiró recordando los hombres de su vida que fueron extranjeros y adinerados y su "buena educación" le había sido incorporada un respeto y sumisión ante ellos, en ello basaba su felicidad y su buena educación. Su interpretación de caballerosidad era basada en una constante adulación de su ropa o su figura, el hecho de conquistarla por medio de su inseguridad moral y no a través de palabras sencillas pero honestas, fueron provocando en mi una exasperación y una náusea. Le insté a caminar lejos del bar, mi sutileza para retirarme a mi casa y ella a la suya y no volverla a ver nunca, pero mi plan se demoró y provocó que ella reaccionara ante la gente que pasaba como sintiendo acoso de hombres y mujeres que ella creía que era seducida discretamente o a través de una mirada causal, se tornó algo enfermizo y obsesivo al grado de detestar cualquier prueba de afecto entre dos personas del mismo sexo. Me habló de sus obsesiones, algunos secretos y constantemente me recordaba, inconscientemente, lo sincera y honesta que era ella, como señal de una rápida aprobación. Pero todo su discurso provocó el efecto contrario.

A las 3 de la mañana, ella sugirió irnos, y celebré con gusto esa decisión. No sin antes durante el camino de regreso a casa, se quejaba de los taxistas, el trasnporte, la gente que la acosaba con la mirada, y contradictoriamente, siempre se definía como la más hermosa que ha pisado la tierra, no por ello dejé olvidado mi ritual de la buena educación de guardar el mismo respeto por alguien que siento repulsión como por alguien a quien admiro, si ella mostraría su buena educación yo trataba de mostrar la mía.

Creo que a su buena educación le faltó un poco de tolerancia, respeto, apertura mental y sobre todo aceptar que los buenos modales nunca pasan de moda, pero una mente que vive teorizada con ideas de una buena educación, se contrapone a una práctica de nula educación. Después, le envié un comentario en el que con cortesía le pedía ya no volver a vernos por su falta de educación, pero mi educación más liberal pero no por ello menos seria me impedía algún trato cortés con ella, y de todos los adjetivos que ella se propuso, ninguno fue acertado, yo tenía uno en mente, pero por esta ocasión quería alejarme como un caballero y no decir lo que pienso, como me inculcaron, aunque mi experiencia de vida, siempre me ha llevado a decir todo lo que pienso, todo lo que no siento.


"Y por primera vez en mi vida.
Fui ese hombre tolerante y caballeroso. Que no se dice en las teorías de la educación o los modales. Por eso detesto la "buena educación" que ha criado hipócritas."

Comentarios