[por vos muero IV]

"En tus ojos se refleja dulzura, y tengo miedo de aquellas miradas que pueden hipnotizar y matar, que no identificas cuando acaricia y cuando hiere, porque el placer es similar a aquello que te mata. En tus labios el atardecer se vuelve amanecer, porque en ellos se generaba la vida y desterrabas el ocaso a mis párpados. Elegante y tempestuosa borrascas que te llevas los recuerdos amargos y brotan nuevos ideales de finura, presencia y existencia divina, si no comprendes la larga metáfora de un capullo a punto de germinar entre dos tierras fértiles, una que se empeña en hacerlo brotar por encima de sus límites, y otra que se propone a no dejarlo florecer, sin motivo alguno, sin razón, dejando de ser la motivación. Dejando de ser."

Comentarios