[la soledad según Spike Jonze]

En la intimidad yo soy como Theodore ("Her" de Spike Jonze 2013) una terrible soledad, un minimalismo casi poético y un romance desesperado para acabar con ese vacío. Theodore es el arquetipo del hombre solitario del siglo XXI, arrastra una incapacidad para las relaciones humanas duraderas, una incapacidad para la empatía, o siquiera para un compromiso, su desesperación queda en evidencia cuando inicia un romance con un Sistema Operativo cuya programación es como un ser pensante, sintiente y sobre todo femenino, al gusto del protagonista que mantiene una relación amorosa, sin las relaciones complicadas con los otros seres humanos. Para mí, HER es una absoluta metáfora a las relaciones humanas, la necesidad tecnológica como nos aísla del mundo, cuando debería acercarnos más a aquellas personas que alguna vez estuvieron cerca, pero, la tecnología nos aleja de quienes quedaban cerca y nos olvida de aquellos que nunca estuvieron tan presentes.

Theodore, solitario, emocional, complicado y desesperado, recurre al romance y a la tecnología como medio de confort, de asegurarse que nada puede perderse, pues ¿cómo un Sistema Operativo puede causar daño?, cuando sólo existe para complacer y servir, Theodore vive con un profundo miedo, que lo lleva a aislarse de un mundo que crece en tecnología, pero que no profundiza en crear vínculos reales con nadie, a diferencia de los fuertes vínculos que se crean a partir de un Sistema operativo o un teléfono celular.

Spike Jonze muestra la soledad, la desesperación y la tristeza. Cuando son sentimientos que conozco tan bien, hasta encuentro poesía en ellos. Quizá no tenga mujer, he conocido muchas mujeres en mi vida, pero ninguna se ha quedado, o no he permitido que se queden, comparto ese sentimiento de hastío por parte de Theodore y el modo de rehuir a cada relación personal, huimos por miedo a veces, otras por precaución y pocas veces huimos cuando es necesario huir, hasta que nos sentimos al borde del abismo y esperamos que la fuerza gravitacional nos jale hasta lo más hondo, pero de repente llega una Samantha que nos jala en sentido contrario, y el mismo mundo que había dejado de tener sentido, cobra fuerza, color, armonía y una vida diferente, que en realidad es la misma. No sabemos porqué ocurre, ni cómo ocurre, pero estamos lejos del abismo, y apenas nos damos cuenta que vivimos de nuevo.


Pero tampoco nos arriesgamos. Siempre tenemos miedo a perder a alguien o algo, no sabemos pedir perdón, nos gana la inseguridad y nos destruye el exceso de seguridad, otra vez no sabes que es lo que sucede, todas te abandonan. Hasta Samantha. Y quedas entre el abismo y ese terreno de seguridad, la soledad que creas como refugio y mientras más solo pasas, más difícil es la vida real, por eso, de algún modo, todas huyen de ti. ¿Hay algo mal en ti? ¿Qué haz hecho con tu vida? 

No tengo muchas expectativas por cambiar mi soledad. A veces solo muda de piel, temporalmente, es algo que va a acompañarme el resto de mi vida. No importa si era más joven, si soy adulto ahora, si seré más viejo, mi vida no es un proceso tecnológico que puedo comprender, anticipar y programar, soy como Theodore escribiendo cartas de amor ajenas, hablándole a mi ordenador o a mi asistente personal virtual, jugando videojuegos en la madrugada, volviendo a la mañana siguiente a repetir la misma rutina, y esperar que algún día una mujer pueda quedarse conmigo, como si fuera Samantha. Quizá cambie el final a mi historia. Por que ya no quiero más soledad, pero supongo que no he elegido yo, es lo que me ha tocado vivir.

Para Spike Jonze, la soledad nos jala hacia el abismo, y el amor hace lo mismo en una dirección opuesta. 


A veces la atracción por la soledad es más potente.
Y el amor por muy bonito que luce a la distancia, preferimos la soledad, cómoda, preciosa y mortal. 

Seguiré avanzando hasta el borde del abismo, si nada llega a salvarme de hundirme en él, ninguna fuerza va a detenerme entonces, nadie va a salvarme, supongo que la soledad es la única compañía en mi vida. Que me siga matando, lo disfruto.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

© Prince W. Cantodea

...y por si no te vuelvo a ver:
Buenos días, buenas tardes y buenas noches.
(Truman Show)

Followers

© Prince W. Cantodea. Una Dolce Malinconia 2006-2014. Con tecnología de Blogger.
 
Blogger Templates