[la mujer perfecta]

by - lunes, agosto 06, 2018

Diré que eres el esplendor más fulminante, el viso de un ocaso a través de una pupila en expansión.

Eres mi ave flamígera incendiando mi cielo debajo de nuestros párpados.

Que seas la maravilla de mis halagos incompletos que encuentran su mitad en tus facciones. Ya resides en ellos, y es algo que no te he dicho, pero los estoy conjugando en ocho líneas y once versos.

Que eres la mujer perfecta. Con las imperfecciones más hermosas.

Diré que eres Urania, la del entendimiento y robusta naturaleza, que estimula mis virtudes, y me atrae a su contacto natural, fuerte y encantador.

Tú que eres, la mujer perfecta.

Que Platón se contradiga si ha de verte tan excelsa, mezcla de inteligencia y virtuosismo. Llore de rabia Homero si tus virtudes son fatales a sus poesías. Porque en ti admiro más, esas odas de belleza que se alzan como himnos.

Diré que eres la vida, un pequeño gozo, un luciente astro.

Diré entonces que eres sólo alma, un àpice de luz, diré que eres luz y que tu luz me da vida, incluso en la fragancia tu me hipnotizas con el aire de tu existencia. Dame vida o dame muerte, pero no me dejes en el intermedio de tus labios. O sigo viviendo o muero.

Mujer perfecta.



You May Also Like

0 comentarios